Roubo de dous sacos de palla

Esta nova foi publicada no xornal “Gaceta de Galicia: diario de Santiago” no seu número 100, o día 2 de maio do ano 1899.

Por la guardia civil del puesto de Arzúa ha sido detenido un sujeto llamado Manuel Vidal, carretero de la empresa de carruajes “El Noroeste”, de esta ciudad como presunto autor del hurto de dos sacos de paja, cometido en el término de Corredoiras.

Los sacos que contenían la paja, fueron encontrados vacíos en el domicilio de Enrique Abella, á quien se las había vendido el Vidal, con su contenido, en 11 pesetas.

A Garda Civil de Arzúa atacada polo sarampelo

A “Gaceta de Galicia: Diario de Santiago. Decano de la prensa de Compostela” publicou o 4 de xaneiro de 1903 esta sorprendente e breve nova:

Se desarrolló el sarampión con proporciones alarmantes en la villa de Arzúa, siendo una de las casa más castigadas el cuartel de la Guardia civil.

Cando a política fixo que parase o reloxio de Arzúa

O xornal “La Voz de Galicia” do 20 de abril de 1884 recolle unha noticia que, según nos di, foi publicada antes noutro xornal (“La Gaceta de Galicia”) e que se refire ao reloxio do concello e como os avatares políticos influiron no seu funcionamento. Di así:

Dice La Gaceta de Galicia:

El ayuntamiento de Arzúa, hechura del Sr. Cánovas, ha dejado cesante al encargado de darle cuerda al reló de aquella villa, el cual empleado ganaba un real diario.

La economía del nuevo municipio, consistió en nombrar uno de los suyos con un aumento de sueldo.

Pero he aquí que el pueblo se alarmó, de la noche á la mañana de un modo imponente.

El reló daba tantas y tantas horas que Dios sabe á donde iría á parar, si los vecinos, gente de órden, no hiciesen callar al medidor del tiempo, á mano armada; es decir, tomándole el pelo… y paró.

Los vecinos quieren que se reponga al que antes estaba encargado de dar cuerda, como mas entendido.

El otro, es decir, al amigo del ayuntamiento se llama Perico, y se arma cada lío con lo de “Périco tu no sabes”, “Perico tu no entiendes”, que es cosa de reirse.

Por fin, el reló dicen que no da la hora después de dar tantas juntas.

Opino que se le acabaron, y hasta que se encarguen más…

No se dará la hora en Arzúa.

Es decir, la hora dánla esos ayuntamientos de la novísima recopilación.

Y eso que andan atrasados.

Outra versión do mesmo feito apareceu na mesma data noutro xornal, en “El Correo Gallego: Diario político de la mañana” (número 1662):

En el Ayuntamiento de Arzúa anda todo descontrolado.

Menos el reloj, que ese ya ni se mueve.

Por intrigas electorales se dejó cesante a la persona encargada de darle cuerda, sustituyéndole otro empleado á quien se asignó doble dotación.

Pero el reloj empezó a negarse á repetir las horas y ahora para fin de fiesta dejó de andar.

El vecindario atribuye este fracaso á la ineptitud del nuevo encargado de dar cuerda al reloj.

¡Y mire V. que contrastes!
Hay quien opina en Ferrol
que ese desconcierto solo
intrigas de Hermida son;
pues quiere seguramente
ver descompuesto el reloj
para que no sepa nadie,
de una legua en derredor,
á las horas que se empieza
y se acaba la elección.

Crime en Lema

Na páxina 2 do número 137 da “Gaceta de Galicia: Diario de Santiago. Decano de la prensa de Compostela”, publicado o 23 de xuño do ano 1900 publícouse unha nota que decía:

Por correo comunican de Arzúa nuevos detalles acerca del crimen perpetrado días pasados en la parroquia de Lema.

El agresor, que por lo visto ya tenía un plan preconcebido, había comprado una navaja de grandes dimensiones momentos antes de cometer el delito.

Al llegar cerca de la fuente llamada “Seca” se encontró con su convecino José León, habiéndole reclamado éste seis reales que aquél le adeuda, se suscitó entre ambos una disputa.

Entonces el agresor, sacando a relucir la navaja, le infirió una terrible puñalada en el vientre, dándose después a la fuga.

El agresor logró eludir la persecución de la benemérita, ignorándose su paradero.

Un aristócrata portugués compra unha gaita de Arzúa por 75 pesetas

Na “Gaceta de Galicia: Diario de Santiago” do 3 de agosto de 1899 recollese unha bonita anécdota que implica a un gaiteiro e a súa gaita, fabricada en Arzúa por un construtor famoso: Andrés Vázquez, máis coñecido polo nome de Carragoto, que é o nome da aldea na que naceu en Cardeiro. Este é o texto que publico a finais do século XIX o mencionado xornal:

Antonio González, el conocido gaitero que durante las fiestas del Apostol lució el traje típico del país, siendo objeto de atenciones en las fondas que recorrió, por parte de los forasteros, tuvo que ceder el instrumento que poseía y fuera construído por el famoso Carregoto de Arzúa, á un aristócrata portugués que le dió por él 75 pesetas, después de muchos e insistentes ruegos pues como quiera que tiene que asistir ahora en el verano á las romerías de las aldeas, ha tenida que encargar con mucha premura.

González estudió y trabajó el probe con suma constancia así que ejecuta en la gaita un repertorio variadísimo mereciendo elogios de cuantos le escuchan.

Muchos touristas que nos visitaron obtuvieron fotografías del grupo que forma con el tamborilero y hemos visto uno de los retratos que está perfectamente hecho.

A nuestro eminentísimo Prelado á quien saludó el popular gaiteiro González, le agradó muchísimo su manera de toca oyó con gusto diferentes piezas entre ellas la marcha real con que le saludó.